29 março 2007

Libros de dereito

Estou a facer unha pequena mudanza e aparecen dous libros de primeiro de dereito.

O profesor de Dereito Romano obrigounos a mercar e estudar o libro do seu pai. Transcribo o que pon na súa páxina 125 ese libro da autoría de Álvaro dÓrs:
"Lo que da a una acción su condición de honoraria es la novedad en la intentio, o en el conjunto demonstratio-intento. Una praescriptio, una exceptio o una modificación de la condemnatio introducidas por el pretor en una acción civil no altera su carácter civil; así ocurre, p.ej., en la actio de eo quod certo loco, que no es más que una actio certi con una modificación en la condemnatio; o con una acción del edicto quos cum eo que no hace más que introducir el llamado beneficio de competencia en la condemnatio; o con la actio ex iureiurando por una causa no-crediticia, la cual no tenía más novedad que una praescriptio; o con la acción sine noxae deditione; o con la acción del bonorum emptor, la cual tiene una deductio..."

O profesor de Dereito Natural obrigounos a mercar o seu propio libro. O exame consistía nunha proba de memorización do mesmo. Transcribo o parágrafo 28 do capítulo 58 do libro autoría do cuñado do profesor Fraga Iribarne (a quen lle dedica o terceiro volume), o Catedrático Francisco Puy:
"La verdad es que todo hombre tiene un derecho fundamental a cumplir libremente sus obligaciones, y que sólo son tales aquellas que su conciencia admite, o no repugna al menos. Un pacifista, pues, tiene derecho a objetar un servicio a la patria que le exija usar o utilizar armas; pero no tiene derecho a negarse a servir de camillero en la cruz roja. Un médico tiene derecho a negarse a practicar un aborto a una embarazada a la que la seguridad social conceda ese -derecho-. Un juez tiene derecho a negarse a sentenciar un divorcio, aunque la ley se lo mande... etc. Todo eso no es lo que dice la constitución, ni muchos textos internacionales: pero es lo que deberían decir. Y lo que dicen algunos. Y los otros, desde luego, tampoco lo contradicen. Según lo entiendo, si se puede exigir jurídicamente que se deje en paz a los ciudadanos para cumplir sus deberes constitucionales, es que también se puede exigir jurídicamente que se deje en libertad a todo el mundo para cumplir sus deberes de conciencia, morales o religiosos.

Etiquetas:

4 Comentarios:

Blogger A Raíña Vermella said...

O de Dereito Romano é un pesadelo! E o de natural mais ou menos polo estilo: "esto no es lo que dicen las constituciones pero es lo que deberían decir" Toma. POrque lo digo yo. Esa carreira debeu de ser dura, dura. Noraboa por sobrevivir:)

11:01 da manhã  
Blogger bouzafria said...

Sobrevivir? Malamente. Ademáis diso, cautivos e desarmados os xóvenes de dezaoito anos polo exército do Opus e da dereita que máis anceiaba o Caudillo ( que así dicía o profesor Puy) houbo que tomar moito arroz á cubana.

3:25 da tarde  
Blogger Mario said...

Solidariedade, o romano aprobeino á primeira pero aínda estou nesas (moito máis levadeiro cando son só un par de asignaturas ao ano). O d'Ors é un auténtico mito nas faculdades do país, é ben triste ser lembrado por cousas así. E o texto de "no es lo que dicen pero es lo que deberían decir" é unha xoia, non o tires.

Por certo, tes unha proposta no meu blô para seguir a cadea das cancións, se queres.

12:24 da manhã  
Blogger filomeno2006 said...

Magníficas clases de Filosofía del Derecho de Don Luis Legaz Lacambra

6:38 da tarde  

Enviar um comentário

<< Home